RUNNING, la película.

Película de perdedores, de fracasados, pero que a los aficionados a esto del correr nos gustará por ver las maneras de entrenar, la técnica y las equipaciones de finales de los 70, pura arqueología del atletismo. Resulta curiosa.

Michael Douglas no era todavía tan famoso cuando hizo esta producción canadiense en 1979 que tuvo alguna repercusión en ese país en su momento pues fué nominada a los “Goya” canadienses (Premios Genie).

Marathon man, la película.

El título de esta película en un blog como éste cuela, pero engaña porque no tiene nada que ver.

Un joven estudiante recién graduado que tiene una obsesiva afición por el atletismo (Dustin Hoffman) se ve envuelto en una oscura trama junto a su hermano, su novia europea y un criminal que colaboró con el nazismo. La película, dirigida por John Schlesinger, contiene una de las torturas más famosas de la historia del cine: nunca más volverás a fiarte de tu dentista.

Esta producción de 1976 resulta interesante, no es perfecta pero sí entretenida.

La Larga Marcha, la película.

Esta producción sudafricana del año 2000 cuenta la historia de Bertold ‘Barry’ Bohmer (Armin Mueller-Stahl), un entrenador de atletismo fracasado, pero enamorado de su trabajo, encuentra una última oportunidad de alcanzar el éxito cuando conoce a Christine (Nthati Moshesh), una bella atleta tan rápida como rebelde. Juntos deciden enfrentarse al maratón Comrades. Christine es una corredora nata que tiene todas las cualidades para ganar la competición, pero Berry tendrá que emplearse a fondo para convertir a esta inexperta deportista en toda una campeona.

A los que nos gusta este mundo sabremos valorar esta historia más pero debo reconocer que si el espectador es ajeno puede resultarle un filme anodino. 

http://www.the-long-run.com/main.htm