Un reto a medias.

Hace años cuando empezaba en esto, en uno de mis paseos, largas caminatas, pasé por Santa Fé (Granada), entré en aquel pueblo a pié, lo atravesé y salí por el otro extremo, aquella tontería me dejó marcado, pensé que viajar a pié tiene un encanto especial, hay detalles en los que sólo puedes fijarte a esa velocidad. Sigue leyendo