Un frío de su-vida.

Hace 28 años a unos corredores se les ocurrió convertir en carrera lo a mucha gente seguro se le había pasado alguna vez por el pensamiento, subir hasta el Veleta desde Granada. Un año más me propuse asistir a esta ya clásica cita veraniega con el asfalto.

A las 7 de la mañana nos citamos en el Paseo de Salón y con un poco de retraso salimos unos 340 corredores rumbo a cielo. Yo llevo un verano irregular en los entrenos y debido a obligaciones laborales y familiares prefiero asistir a estos eventos para probarme ante nuestra próxima ilusión en tierras galesas.

 Salí en plan dominguero con la libertad y la poca presión que da y me fuí encontrando mejor conforme pasaban los kilómetros, las malas sensaciones que tenía en la salida desaparecieron y creo que tuvo mucho que ver la temperatura fresca que reinaba.

Tras la primera gran pendiente, en el km16, me noté un poco mal pero con la ingestión de un gel y el andar unos minutos me repuse estupendamente volviendo a coger el ritmo.Saludé a viejos conocidos y a nuevos amigos que se hacen por el camino y tras 2h40min llegué sin problemas a la mitad de la carrera, el km25, donde empieza la subida al Dornajo. Ahí no pude seguir corriendo y alterné una “mierda” de trote con un andar “alegre” que me llevó al Hoyo de la Mora.

La cosa cambió a partir de ahí y es que a esa altura el fresco de la mañana se había vuelto un viento frío de poniente que me dejó helado, yo lo tenía previsto sólo al final donde me esperaba ropa de abrigo y lo pasé realmente mal hasta llegar a la meta, en un avituallamiento le pedí una bolsa para utilizarla a modo de cortavientos pero sólo me dió para protegerme el cuello. Realmente me arrastré en los últimos kilómetros en los que iba tiritando.
Ese frío no afectó a todo el mundo, incluso creo que sólo a mí porque no veía alrededor a la gente con las mismas sensaciones pero bueno ya se sabe que no somos iguales. Pero llegué, en un discreto 6h43min, pero aceptable para pasar un buen día deportivo, la media se hundió en la ultima subida y es normal pero a mi me sigue resultando atractiva esta prueba veraniega.

Luego bajada en telesilla y posterior telecabina hasta Pradollano donde teníamos duchas y bocadillos a nuestra disposición, la bajada hasta Granada se hace en bus que pone la organización pero con ayuda de un amigo dejé el coche en los aparcamientos el día anterior (en verano son gratuítos) y estaba a una hora prudente de vuelta con la familia. Hay gente que no se conformó sólo con subir hasta el Veleta, hicieron el recorrido desde Málaga, un grupo salió el día anterior desde la playa de la Malagueta y recorrió los Montes de Málaga hasta llegar a Granada y coincidir con la Subida. Es lo que Mark Woolley llama NAZARÍES, el año pasado se intentó por primera vez y se quedaron en Granada pero este año salió un grupo liderado por Paco Contreras Jr. y han llegado hasta el final, no todos pero alguno sí. Unos fieras. En la foto podéis ver a Paco recorriendo los últimos metros tras 200 kilómetros de recorrido.

Quiero destacar que Paco Contreras, SuperPaco, volvió a estar en esta carrera y la hizo con ropa de calle, no utilizó ni zapatillas deportivas, lo podéis comprobar en una de las fotos. Su leyenda sigue aumentando.

También quiero agradecer públicamente a Enrique Carmona el esfuerzo y la dedicación al organizar año tras año esta carrera, es admirable el trabajo callado que hacen todos los que pertenecen a la organización para que disfrutemos los corredores.

Las fotos no son todas mías, algunas las he encontrado por ahí, las he dejado firmadas para que los autores no se molesten.

3 pensamientos en “Un frío de su-vida.

  1. Por lo menos sigues en competición y a pesar del frío lo pasaste bien.
    Otros y como en mi caso, nos movemos menos que los ojos de Espinete, estoy hasta engordando nif..nif…!!!(que asco me doy)
    Un saludo John Wayne.

  2. Se me han saltado las lágrimas de emoción cuando me has nombrado a John Wayne, un gran tipo en la pantalla grande.
    ¿Y a tí que te pasa? Voy a tener que ir a por tí y sacarte del agujero…

  3. Si Javi, estoy en lo más profundo del agujero, atrapado entre el sofá y los helados del Mercamona por un lado y las niñas de natación sincronizada y los caballitos de equitación por el otro… ¿Que hago viendo estas polladas?….aghhh!!! Pero ahí sigo…”empotrao”!!!
    Y es que al no tener ningún objetivo cerca, me estoy abandonando…Es por ello que me he propuesto hacer algo por mi cuenta en Sierra Nevada para Septiembre, para salir de este letargo.
    De todas formas a ver si coincidimos antes de que os marchéis a tierras galesas, para desearos suerte.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>