La verdad sobre el material para correr.

No es mi intención descubrir América, ya está descubierta, ni crear confusión o polémica, esto no es “Salsa rosa”. Lo que pretendo es expresar mi sentir, posiblemente equivocado, sobre el tema del material “técnico” para correr, exponiendo una visión personal y argumentada por casos concretos, no por verdades universales.
Parto de la base de que soy un ser consumista, socialmente involucrado con el entorno, bombardeado por los medios de comunicación, y con cierta tendencia al “borreguismo”. Dicho lo cual, expongo, que mi atuendo deportivo habitual está plagado de logotipos, nombres y materiales de sobra conocidos, y que, con el dinero que gasto al año en ello, se podría vivir en muchos lugares del planeta.
Con esto quiero expresar que, no puedo ser el ejemplo de nadie, ni hacer bandera de lo que a continuación voy a contar, sería como tratar de engañar al que lee. Y, aclarado este punto, comienzo la exposición.

Año 2006, Marco Olmo entra en Chamonix, liderando una prueba llamada The North Face Ultra Trail du Mont Blanc. Se trata de un señor de 58 años, que parece haber salido de casa a dar una vuelta por el barrio en ropa deportiva, sacada de un armario apolillado después de mucho mucho tiempo. Llaman la atención sus calcetines, su camiseta, sus zapatillas y su mochila, no por feas o bonitas, sino mas bien por estar fuera de lugar. ¿Fuera de lugar? si, mire el que mire a Marco está pensando lo mismo, este señor no cumple con el orden pre-establecido o con la estética esperada para la ocasión. Sin embargo, Marco acaba de ganar “la carrera entre las carreras”, y eso lo convierte en un referente para cada uno de nosotros. Así que, está claro que, como pasa en cualquier otro deporte, la gente saldrá mañana a la calle a comprar las zapatillas del campeón, los calcetines, la mochila, o cualquier otra cosa que haya ayudado a Marco a ganar la carrera, ¿o no?. Pues no es el caso.
Este señor, carece de recursos económicos, y acorde a esta situación es el fondo de su armario.
Lo más importante, Marco entrena cada día con ese material, su cuerpo se ha adaptado a ellos. Su ropa es sinónimo de comodidad, cualquier otra prenda le causaría molestias. Su tolerancia al frío y al calor son fruto de su interacción con el medio. Come y bebe, mientras corre, las cuatro cosas que le sientan bien, alimentos simples a los que se ha acostumbrado.

Año 1994, Juan Herrera entra en Leadville (Colorado, USA), liderando una prueba llamada Leadville Trail 100. La prueba se retransmite por primera vez en televisión, ya que se ha generado expectación por ver a la gran ultrafondista Ann Trason, patrocinada por la marca Nike, aplastar al resto de corredores.
Juan llega el primero a meta, por delante de Trason, y batiendo el record de la prueba por más de media hora. Juan es un agricultor Tarahumara, que corre con taparrabos y sandalias, fabricadas por el con un trozo de neumático viejo y una tira de cuero. Su dieta durante la carrera se reduce a agua y maiz. Juan a adaptado su cuerpo y su forma de correr a las condiciones que le rodean, a sus costumbres culturales y a los alimentos que tiene a su alcance.

13 de Noviembre de 2010, Victor llega a meta del Maratón Alpino Jarapalos, y lo hace llevando unas chanclas. Hasta este día nunca había corrido esta distancia, ni por este terreno montañoso, sólo corría medias maratones. Victor corre con chanclas desde el día en que olvidó meter en la bolsa de deportes sus zapatillas de asfalto, y a pocos minutos de comenzar la carrera solo encontró en el maletero del coche unas chanclas de playa. Después de acabar la media maratón, y hacer un buen crono, decidió que, a partir de ese día, correría siempre con chanclas.La Federación de montaña no le permite correr con ese tipo de calzado, así que decide correr sin dorsal y bajo su responsabilidad. Al final, aunque no aparecerá en la clasificación oficial, recibe de la organización sus regalos y el dorsal como recuerdo.

Este pasado domingo, dia 6 de Noviembre, Victor ha vuelto a correr una media maratón en Sevilla, acabando en 1 hora 36 minutos, por supuesto con sus chanclas (foto dorsal 880)


23 de Octubre de 2011, Paco Contreras llega a meta de Última Frontera 160km. Paco tiene 73 años, y ha acabado infinidad de Ultra Trails por todo el territorio (Hiru Haundiak 100km, Nuria-Queralt, Transgrancanaria, 101km de Ronda, etc) además de maratones de montaña y travesías de resistencia de la copa andaluza. Paco corre con camisa y pantalón, gorro de paja y vara tallada a mano. Su dieta en carrera consiste en pasas, orejones, pan y queso. Paco corre así porque está adaptado a hacerlo así, y cualquier cambio le resulta molesto.


Actualmente se está extendiendo una nueva tendencia que anima a la gente a correr descalzo, o en su defecto al llamado “minimalismo”, consistente en calzar zapatillas simples, sin ningún tipo de sistema de absorción de impactos, ni refuerzos específicos. Cada día son más los seguidores de esta corriente, que se extiende por todas partes gracias a internet.
Según las teorias, el pié humano es una estructura perfecta diseñada para correr descalzo, desde que la evolución llevó al hombre a pasar de cuatro patas a dos. El puente del pié, así como el tendón de aquiles, se encargan de absorver el impacto y evitar que las rodillas sufran lesión alguna. Desde pequeños corremos descalzos libremente, hasta que nos obligan a meter el pié en zapatos rigidos, con tacón, eliminando parte de la movilidad y las funciones naturales de las estructuras del pié.
Ante este ataque a las grandes compañias vendedoras de zapatillas de running, estas nos presentan sus modelos “minimalistas”, especiales para sus neo-detractores, a razón de 115 euros, en algúnos casos.
Si una zapatilla con un complejo sistema de amortiguación, estabilidad, control del movimiento, y mil mecansimos complejos, fruto de una ardua investigación, te cuesta del orden de 100 euros ¿porque nos cobran la misma cantidad por un trozo de caucho ,sacado del molde de un pié, y un pedazo de neopreno? ( cuesta mas barato comprar una “tablet” por internet, con toda la diminuta tecnología que encierra).

Que cada cual haga con su dinero lo que quiera, no soy quien para recomendar nada a nadie, pero pensad que nos dejamos arrastrar por los “cantos de sirena”, que nos autoconvencemos por el demostrado “efecto placebo”, y que nuestro cuerpo acabará adaptandose a lo que le ofrezcamos cada vez. Dicho esto, vestid, calzad y comed lo que os venga en gana, pero pensad que nada es imprescindible, y que de cada cosa que queráis comprar hay una que es la más barata.

13 pensamientos en “La verdad sobre el material para correr.

  1. Muy buena reflexión, y que además nos tenemos que hacer todos para no ser engullidos por la vorágine de “marcas y avalorios” que se está convirtiendo el correr, que por cierto, no decían que era tan simple como ponerse unas zapatillas y echarse a correr?? jeje

  2. Dos reflexiones:

    1.- Quien empieza primero a dejar de lado todo lo que llevamos encima?

    2.- En cierta ocasión hablando con mi fisio me comentaba que a veces los dolores de espalda que tengo vienen ocasionados por el uso de zapatos planos (sin tacón).
    Me comentaba que vamos sufriendo cambios en la morfología de nuestro cuerpo y que lo hemos acostumbrado a una serie de “accesorios” de los que es muy difícil despojarse. No quiero decir con esto que no nos podamos acostumbrar a correr sin zapatillas o con la mínima expresión de ellas, pero creo que nuestros esqueletos y musculatura no son las de un Tarahumara, los cuales mantienen la misma morfología en su cuerpo desde hace siglos, debido a que no han cambiado sus hábitos de vida, o de un corredor de élite que dispone de un staff de profesionales a su disposición para corregir y mejorar su rendimiento. Es esto posible para un corredor de 75 – 80 kilos ?, yo creo que no.

    En fin que si queremos hacer un rewind al inicio me parece que le vamos a dejar mucho dinero a los fisios y los médicos hasta que acostumbremos a nuestro cuerpo a “lo nuevo”.

  3. Antonio, mi exposición no va de pasar de las zapatillas, va sobre todo el material que usamos para correr. Está claro que de la noche al día no se puede empezar a correr descalzo, requiere un aprendizaje y una lenta transición. Pero queda demostrado que el hombre, por su naturaleza, “viene de fábrica” preparado para caminar y correr descalzo, igual que cualquier otro animal, pero justo al nacer se nos van acoplando toda serie de vestimentas, adornos, calzados, etc, a los que no tenemos mas remedio que adaptarnos. ¿Crees que un zapato de tacon alto de señora es algo natural y cómodo?, la primera vez ha de ser una tortura, pero luego las mujeres se adaptan, y son incapaces de llevar zapatos planos. Un tacón es algo antinatural, deforma la postura natural del cuerpo y modifica la alineación de las extremidades y la espalda.
    Los 75 o 80 kilos no son un problema para nadie, siempre que el reparto de peso sea equilibrado, no es lo mismo tener ese peso con 185cm que con 160cm.

    De todos modos creo que lo dejo bastante claro desde el principio de mi exposición, es solo mi visión personal basada en una serie de ejemplos, no es una verdad “impepinable” ni universal, y me parece estupendo que la gente deje sus comentarios al respecto, es de lo que se trata, de fomentar el dialogo. Gracias por dejar tu opinión.

  4. Me voy a comprar un sombrero para podérmelo quitar ante este artículo.
    Porque de un tiempo a esta parte es la reflexión con más sentido común que he leído.
    Cuando el nº1 pasa por meta empieza una oleada de “¿qué es lo que lleva puesto que le ha hecho ganar?” y todos a imitar las zapatillas, la camiseta, el cronómetro y hasta el corte de pelo si hace falta, y se nos olvida lo que de verdad le ha hecho ganar, … entrenar y dejarse los … a diario.
    Suscribo todo lo dicho, el cuerpo se acostumbra a lo que le des y si haces algún cambio tiene que ser “de a pocos” y que el organismo se tome su tiempo. Mis zapatillas “minimalistas” valen 49e, es decir, que lo que tinen de mínimo es el precio, eso sí, son de correr (pero simples)y de la misma marca de la que antes compraba un modelo de 100 y pico, para que por lo menos se parezcan. Y luego hay que cuidar la técnica de pisada y de carrera (que lo mismo va a ser eso). A mí me ha ido bien para las molestias que tenía en la cadera y me ha permitido meter muchos más kilómetros en el entrenamiento.
    Lo dicho, bunenísima entrada.

  5. mis primeros 101 en el año1999 fueron con unas zapatillas de la marca del corte ingles boomerang muy corrientes y los termine en 20 horas pues me calentaron y me inscribi de los ultimos sin apenas entrenar .la ropa era de correr normal nada de ropa tecnica y por la noche me puse una malla que las compre en lo del mati en guadacorte . hoy corro con unas reebok que me han costado en sport zone 29 euros son del2010 y busco cosas por las tiendas y las encuentro a buen precio , es el precio que quiero pagar y ppuedo asegurar que gano dinero para comprar las cosas en temporada .si hos fijais hay prendas y zapatilla que apenas cambian de una temporada a la otra y se pagan burradas . dice mi padre que es futbolero a tope que el que marca el gol es el futbolista no las botas jajajaja sabio el viejo.

  6. Lo dicho Juanma, en los años 70 no habían camaras de aire, ni gel, ni ningún sistema de amortiguación en las zpatillas, la peña corría con zapatillas tipo “La Tortola”, lo mas simple del mundo, y se hacian marcas cojonudas en los maratones, y los pioneros del ultrafondo atravesaban EEUU de costa a costa corriendo, con camisetas de algodon y poca historia mas.

    Un saludo.

  7. estoy totalmente de acuerdo con vosotros,tengo 65 años y corro una distancia de 10 kilometros un dia si y otro no ,un dia fui con mi bici y se pincho y corri con ella de cabresto y con chanclas esa distancia y no pasó nada.a veces cuando comento el hombre de color que gano el maraton de Roma en los 60 descalzo,algunos se rien.gracias un saludo.

  8. Me ha parecido genial esa reflexión,va uno con las zapatillas de 20 pelotes y parece que no corres,tengo 37 años y con 14 años ya corrìa con mis tortolas 10 km y aquí estoy con mis kalajin boomerang o las baratitas (no se cual pisada tengo,supongo que neutro)y me pego tiradas largas de 20 km y con mis entrenamientos normales.
    Yo me creia ya raro pero veo que no,un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>