Un kroqueta en la WS100.

Un sueño, una ilusión. Western States 100.

Parece que correr una carrera de 100 millas por las montañas de Sierra Nevada, en California es complicado. No me cabe ninguna duda de que lo será. Será un gran reto que superar.

Aún así lo más difícil hasta ahora es tener la perspectiva de ponerte en la línea de salida el 25 de junio de 2011.

Hace 13 años empecé a correr, fumando un paquete diario, metido en el estress de la universidad. Uno va dejando el deporte juvenil apartado y parece que va a ser imposible retomar la actividad, aunque un buen día, no sé muy bien porque, de repente empiezas a correr. El cuerpo te va pidiendo cada vez más y más, te intentas superar, te lesionas, te recuperas y cada vez los retos que te planteas son más grandes.

En 2004 me planteo mi primer maratón de asfalto para abril, con más miedo que vergüenza, no quería tener la mente permanentemente ocupada en los entrenamientos para el maratón, por lo que me inscribí en una carrera de 100 km que sería en junio. Una locura, un reto, una ilusión que mantendría ocupado mi cerebro hasta que corriera el maratón.

Este primer 100 km fué de maravilla acabé en primera posición, lo cual fue mi gran perdición. Este mundo me tenía enganchado por los cuatro costados, ya jamás podría salir de él.

A partir de ahí ya fué todo una sucesión de retos, Argelia y su precioso desierto, Australia con su calor y dolor, el mítico Maratón de las Arenas en Marruecos, la Selva de Costa Rica, los volcanes de Islandia, atravesar la isla de Gran Canaria, varias carreras de 100 km, maratones para entrenar, y un largo etcétera. Mi vida es el deporte, los retos deportivos, la gente de este mundo, no conocer lugares y países, sino correr por ellos.

Hará dos o tres años un amigo puso en mis manos un libro sobre un zumbado del cual yo no había oído hablar en mi vida. El titulo “ultramaratón”, el zumbado “Dean Karzaces”. El tipo que se dedica a burrada tras burrada, nos relata con gran esperpento y elocuencia sus comienzos y carreras en el mundo del ultrafondo. Yo que me confieso poco lector en general, devoré la publicación de una sentada, releí un par de veces un capítulo con especial interés, el dedicado a la “Western States 100”, la mítica carrera de 100 millas de los estados del oeste en California.

En ese momento supe que yo quería correr esa carrera, así que un buen día entre en la web de la carrera y empecé a leer el proceso de admisión: acreditar tiempo en unas determinadas carreras, entrar en un complicado sorteo entre los aspirantes y tener suerte. Hay gente que lleva años intentándolo.

Hace un par de meses me decidí a comenzar el difícil proceso para lo cual corrí los 100 km Madrid–Segovia con el objetivo de acreditar marca, cosa que conseguí. Envié la marca y la carrera a la organización y fue admitida, un grano de arena en el montón.

Larga espera hasta el sorteo que se celebró hace un par de semanas y en el que se adjudican 200 plazas de las 360 disponibles. 1800 aspirantes a una de esas 200 plazas. Evidentemente perdí el sorteo, era complicado.

Dí por hecho que este año no iría, pero me sorprendió un mensaje que recibí en el Facebook en el que decía que estaba en la lista de inscritos, ¿qué raro? Miro mi tarjeta de crédito corriendo y me han cargado el importe de la inscripción y ya empiezo a estar atacado. Un email a los originadores me confirma que me han asignado una plaza de libre designación para extranjeros. ¡¡ la primera parte estaba conseguida !! Estoy en la lista de inscritos de la WS100.

Tengo un largo camino por delante de preparación, preparativos, entrenamiento, viaje, carreras de entrenamiento, me he programado 4 ó 5 maratones y un 100km, además de largas, larguísimas salidas…

Así que a partir de ahora me leeréis mucho por este blog de nuestro equipo Alúa en el que relataré como es la carrera, como la preparo y como busco patrocinador. La WS100 está en marcha.

6 pensamientos en “Un kroqueta en la WS100.

  1. Buenas:

    Eso de llamar a Emilio Kroqueta es un poco atrevido. El tiene lo de Kroqueta lo que yo de corredor. Bueno es un Delegado Kroqueta que no es lo mismo. Pero lo queremos mucho, igual que a un perrito chico.

  2. Manuel sea un delegado o un kroqueta puro da igual, lo queremos, es nuestro Emilo.

  3. Pingback: Madrid-Segovia, cartel 2ª edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>