Con 8 no basta

IMG_1997Escribir sobre algo que he hecho 8 veces es difícil si lo que pretendes es no repetirte, pero yo soy de los que opina que no hay dos carreras iguales, como no hay dos días iguales, puede que se parezcan pero cada año tiene su pecularidad.

Yo desde el año 2005 voy siempre que no hay un plan alternativo y me lo paso genial, sí genial, me relaja una barbaridad, sobre todo porque tengo claro en la “liga” en la que juego y mis posibilidades.

El alma de esta carrera es Enrique Carmona, sin él todo ésto no sería posible, y siempre está a disposición de todo el mundo, resulta increíble la capacidad de trabajo que tiene y la ilusión que tiene todos los años, cosa que trasmite a todos los que le ayudan.

IMG_1991

Mi planteamiento este año era el de siempre, poner el piloto automático y llegar hasta arriba. Quedé con mi amigo Pedro, un ubriqueño afincado en Marbella, éste es los que también juegan en mi “liga” y nos planteamos que al terminar podríamos hacer algo más por el Mulhacén y si podíamos llegar hasta Motril, pero sin presión, de paseo kroquetero.

Con ese planteamiento empecé la carrera ligero de equipaje ya que nuestras mochilas estaban arriba, nos esperaban para lo de después. Pedro tiró a su ritmo y yo al mío, quedamos en vernos arriba. IMG_1993

La carrera tiene tres partes bien diferenciadas: del Km0 hasta el Km25 (gasolinera, más o menos), luego hasta el Hoyo de la Mora y por último hasta la meta, que está situada a unos 500m de la cima. Yo puedo correr a ese trote kroquetero, que he convertido en leyenda, hasta la mitad y luego a duras penas hasta el Hoyo de la Mora. La última parte está reservada a los semidioses y corren los que pueden. IMG_1994Yo hice lo que sé hacer y me encontré a Pedro andando por el Km20, estaba cabreado, tenía un tobillo fastidiado, era su primera Subida y se la iba amargar una lesión que no esperaba. Bueno, echamos manos del plan B, y como no teníamos obligación de hacer lo que teníamos previsto cada uno siguió hasta la meta y terminaríamos nuestra jornada allí. Y eso es lo que hicimos, cada uno a su ritmo llegamos arriba y nos quedamos con las ganas de seguir pero ni Pedro tenía el tobillo en condiciones ni a mí me parecía prudente seguir solo con un tiempo no muy estable que suavizó mucho la carrera granadina.

Como Pedro y yo somos constantes, nos quedamos con esa “miel en los labios” de hacer esa visita veraniega al Mulhacén, pero sabemos que tendremos otra oportunidad el año que viene porque con 8 veces no basta, o sino que se lo pregunten a Superpaco que subía hasta la meta por 17ª vez, un fiera.

2 pensamientos en “Con 8 no basta

  1. ¡¡Enhorabuena, Javier!!
    De veras, esta prueba es de las que siempre uno ha pensado hacer alguna vez. ¿Es asequible para cualquier tipo de corredor? ¿O está reservada, como dices, a Semi-Dioses?
    ¿Cuánto sale la inscripción?
    Saludos – Jorge

  2. Jorge,

    La prueba me costó 50€, ya sabes que hay que añadir los gastos de tener que ir a Granada y buscar algún alojamiento.

    La carrera es como todas, nada imposible, depende de tu nivel y tu capacidad de sacrificio para entrenar. Yo te la aconsejo porque reúne lo que a mí me gusta en mi concepción del deporte: bastante distancia, bastante tiempo y bastante esfuerzo, en definitiva “disfrute deportivo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>