Muévete

canadians-climb-gigantic-waterfall-02Tengo 44 años. Un tipo de mediana edad. Mi vida ha cambiado radicalmente con cada década, y he hecho un montón de cosas sin importancia. Pero ha habido casi siempre una constante de la que estoy orgullosos: Casi todos los días hago algo físico. Cuento cada hora en movimiento como una victoria. Cada vez que me escapo de casa cuando las crías aún están durmiendo, por la madrugada o por las noches, y monto en bici, corro, o simplemente ando una o dos horas, para mi es una victoria.. Sabes, como alguien más inteligente que yo dijo una vez, un objeto en movimiento tiende a seguir en movimiento, mientras que un objeto en reposo tiende a seguir en reposo. Por eso si estoy en reposo más de un día o dos, empiezo a querer estar en reposo. Y por eso tengo que seguir en movimiento. He visto lo que les ocurre a los que se paran. Mueren.

Supongo que el tipo de movimiento es menos importante que el movimiento en sí. Veo a una señora obesa, con su chándal, andando, subiendo una cuesta en la calle y pienso: ”Demonios, eso debe de ser muy duro. Eres leyenda. Todas las casas que estas dejando a tu lado están llenas de gente que buscan excusas para no salir y andar. Y tú estás aquí afuera haciéndolo. Eres mi heroína”. No  lo digo en voz alta por no parecer condescendiente, pero lo siento de corazón.

Valoro esa hora “robada” para ir al gimnasio tanto como un día en las montañas; salir un día al monte es fácil una vez que te has despegado del trabajo, pero ese día que tengo que luchar por esa hora en el gimnasio es una victoria frente a las obligaciones diarias.

Veo en los aeropuertos lo que el estilo de vida americano está haciendo a la gente. Termino mi almuerzo y miro lo que otras personas están comiendo. Como de costumbre, el tipo grandote tiene un enorme plato de nachos, un burrito frito al que le chorrea salsa, y una coca cola Light. De camino para embarcar en el último vuelo voy siguiendo una pareja de obesos, con una bolsa llena de regaliz y otras chucherías; sus dos hijos también son obesos. Lo que jode  es que padres e hijos obesos se están  convirtiendo en la norma, no la excepción. Algo está mal.

Pero buscar el tiempo para respirar es duro. Debes ganártelo. Estoy orgulloso de las veces que gano la lucha para conseguir respirar duro.

Oigo a la gente contando cuantas cervezas se han bebido la noche anterior como si fuera un logro. Bueno, a veces lo es. Pero estoy más orgulloso de cada simple día que he pasado con los pulmones abrasados, buscando oxígeno, disfrutando en el monte, que de aquellos días en los que bebo demasiado, me quedo dormido o pierdo el tiempo delante del ordenador. Porque siempre que miro hacia atrás, veo que en esos días tontos he desperdiciado al menos una hora o dos, en las que hubiera podido salir a respirar. Odio esos días perdidos. .estamos obsesionados por estar ocupados en vez de ser productivos, en perder el tiempo en internet en vez de aprovecharlo en un paseo por un bosque con las niñas o saliendo a correr con amigos. A mí también me pasa, pero intento no perder el equilibrio entre estar ocupado y respirar.

Y finalmente conozco a gente que no son capaces de salir a moverse, ya sea en la montaña o en cualquier gimnasio. Sus cuerpos oxidades no les dejan; pero sin embargo lo intenta. Si ellos, que tienen que luchar por no perder el resuello y moverse, si la señora gorda puede salir a la calle y andar, si el tipo con el traje de ejecutivo puede subir las escaleras a pie y apartarse de las automáticas, entonces la mayoría de nosotros no tenemos excusa.

Sigue moviéndote, sigue respirando, mantén tu inercia a tu favor.  Los días de descanso deberían ser una excepción bienvenida, no la norma en tu vida. Y evita las colas frente a restaurantes de comida rápida, llena de obesos, es una señal de como pinta tu futuro si te quedas mucho tiempo en el mismo sitio…todo eso nos acerca cada vez mas al agujero del fregadero.

La vida es más divertida si te mueves.

Traduccion libre de un texto de Will Gadd, protagonista del video; aqui el original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>