INERCIA

Inercia: propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo o movimiento. Podríamos decir que es la resistencia que opone un sistema de partículas a modificar su estado dinámico.

Por pura inercia y gravedad, millones de habitantes del planeta, permanecen atados a sus sillas y sillones, incapaces de oponerse a su estado de reposo, incapaces de vencer la gravedad, esa sensación de peso, fruto de la atracción de la masa de La Tierra.

En el extremo opuesto, un insignificante puñado de habitantes, vencieron la inercia de su estado de reposo, y ahora es, esa misma propiedad, la inercia, la que les impide detenerse.
Estos rebeldes e insurrectos, oponiéndose a la ley del reposo y a la de la gravedad, tienden a desplazarse y elevarse , lejos del sillón y del centro de la Tierra, hacia las montañas y sus cumbres.

Cada día, técnicos e ingenieros, se afanan en fabricar maquinaria que se ocupe de vencer la inercia por nosotros, reduciendo el esfuerzo del desplazamiento a un simple “de sillón a sillón”, del salón al parking, del parking al ascensor, del metro a la escalera mecánica.
Cada día, un nuevo insurrecto, se atreve con unas escaleras, un nuevo rebelde se atreve a correr, por pistas, caminos y senderos, incluso los mas insurgentes lo hacen  hacia las montañas.

Se empeñan en incrementar la sensación de peso que los ata al sillón, los ceban y estimulan con horas frente a la pantalla. La inercia del reposo se hace cada vez mas imposible de vencer, y se entra en la espiral del movimiento previo pago. Energías y combustibles al servicio de la inercia inmóvil. Tu paga y nosotros te movemos.

La inercia del rebelde, por el contrario, lo ha llevado al kilómetro setenta de una competición alocada, cresteando afiladas montañas en medio de la niebla. Sentado en una roca supera el bajón. La última subida ha minado sus fuerzas. Plátanos y dátiles son su combustible. Toma su tiempo y continua avanzando.

Combate el calor refrescándose en un riachuelo. Combate el frío incrementando el movimiento, o abrigándose con las prendas que porta en su espalda.

En ese mismo lapso de tiempo, millones de esclavos de la inercia estática, controlan la temperatura pulsando un botón.
Afianzan su estatus estático visionando competiciones de cocina, donde el insulto no está fuera de lugar, y todo gira en torno a la comida.
La ira y la gordura como bandera. La gravedad como aliada.

En la frontera entre Italia y Suiza, un rebelde desciende del Grand Col Ferret, y se enfrenta a su segunda noche en algo llamado Ultra Trail du Mont Blanc.
Ha pasado los pesados meses de verano entrelazando inercia y gravedad a su antojo, con el objetivo dinámico de llegar a ese punto, a esa segunda noche, tan mental como física, donde tendrá que tomar su tiempo y seguir avanzando, una y otra vez.

No hay palabras necias ni preguntas estúpidas que minen su motivación. No hay sillón ni pantalla que lo dominen.
Por contra, sabe conjugar inercia y gravedad en las bajadas, y sabe combatirlas a la hora de subir.

En Champex se alía con otros insurrectos para el asalto final. Mientras la madrugada, y algo conocido como Teletienda, mantiene insomnes a miles de idolatras del consumismo, una hilera de luces surca territorio alpino bajo las estrellas de finales de Agosto.
El amanecer será la antesala de su gloria particular. Chamonix será el final y el principio de algo grande.

P.D: Las fotos son de Dachhiri Dawa Sherpa, vencedor de aquel primer UTMB en el año 2003, donde participaron 772 corredores y solo lograron acabar 67.

Con 8 no basta

IMG_1997Escribir sobre algo que he hecho 8 veces es difícil si lo que pretendes es no repetirte, pero yo soy de los que opina que no hay dos carreras iguales, como no hay dos días iguales, puede que se parezcan pero cada año tiene su pecularidad.

Yo desde el año 2005 voy siempre que no hay un plan alternativo y me lo paso genial, sí genial, me relaja una barbaridad, sobre todo porque tengo claro en la “liga” en la que juego y mis posibilidades.

El alma de esta carrera es Enrique Carmona, sin él todo ésto no sería posible, y siempre está a disposición de todo el mundo, resulta increíble la capacidad de trabajo que tiene y la ilusión que tiene todos los años, cosa que trasmite a todos los que le ayudan.

IMG_1991

Mi planteamiento este año era el de siempre, poner el piloto automático y llegar hasta arriba. Quedé con mi amigo Pedro, un ubriqueño afincado en Marbella, éste es los que también juegan en mi “liga” y nos planteamos que al terminar podríamos hacer algo más por el Mulhacén y si podíamos llegar hasta Motril, pero sin presión, de paseo kroquetero.

Con ese planteamiento empecé la carrera ligero de equipaje ya que nuestras mochilas estaban arriba, nos esperaban para lo de después. Pedro tiró a su ritmo y yo al mío, quedamos en vernos arriba. IMG_1993

La carrera tiene tres partes bien diferenciadas: del Km0 hasta el Km25 (gasolinera, más o menos), luego hasta el Hoyo de la Mora y por último hasta la meta, que está situada a unos 500m de la cima. Yo puedo correr a ese trote kroquetero, que he convertido en leyenda, hasta la mitad y luego a duras penas hasta el Hoyo de la Mora. La última parte está reservada a los semidioses y corren los que pueden. IMG_1994Yo hice lo que sé hacer y me encontré a Pedro andando por el Km20, estaba cabreado, tenía un tobillo fastidiado, era su primera Subida y se la iba amargar una lesión que no esperaba. Bueno, echamos manos del plan B, y como no teníamos obligación de hacer lo que teníamos previsto cada uno siguió hasta la meta y terminaríamos nuestra jornada allí. Y eso es lo que hicimos, cada uno a su ritmo llegamos arriba y nos quedamos con las ganas de seguir pero ni Pedro tenía el tobillo en condiciones ni a mí me parecía prudente seguir solo con un tiempo no muy estable que suavizó mucho la carrera granadina.

Como Pedro y yo somos constantes, nos quedamos con esa “miel en los labios” de hacer esa visita veraniega al Mulhacén, pero sabemos que tendremos otra oportunidad el año que viene porque con 8 veces no basta, o sino que se lo pregunten a Superpaco que subía hasta la meta por 17ª vez, un fiera.

Sereis lo que ellos odian

 

Es fácil mirarlo desde afuera, pero te ha costado mucho estar aquí.
Algunos te critican por dejar en casa a la familia, a tu pareja, y viajar a correr por las montañas, para “quitarte del medio”.
A otros incomoda tu felicidad, tus experiencias, incluso parecen desear que no logres cruzar la meta. Sigue leyendo

¿Correr en Feria?

puerto1- Quieren hacer una carrera este año, el Viernes de Farolillos de la Feria 2000, es cosa de ese Ángel Álvarez Linero, sí ese que le gusta correr.

-¿Correr ese viernes?… no va a ir nadie, si eso es de cobardes. Corriendo lo único que consigues es sudar, y yo no estoy dispuesto a dar vueltas por el puerto para cansarme y no estar luego en la feria agustito.

- Lo ves, te lo dije, han ido cuatro “chalaos” con esas camisetas de algodón y sus calcetines blancos. ¡Hay que tener ganas! Sigue leyendo

EL CORREDOR INERTE

 

Aún recuerdo la primera vez que lo vi. Yo corría a solas por aquel sendero, estrecho y emboscado, justo cuando empezaba a amanecer. En un par de ocasiones había sentido como que no estaba solo, como si alguien corriera junto a mi. Incluso trataba de escuchar otras pisadas, otro crujir de hojas secas bajo otras zancadas, pero no podía saber si eran el eco de las mías. Sigue leyendo

La segunda vida


Spanish runner Francisco Contreras, known as "Super Paco", runs as he participates in the XVIII 101km international competition in the outskirts of RondaHace unos años ya que me dio por esto de la actividad física: correr, caminar y descubrir nuevas experiencias, y descubrir mucha gente, muchas historias, muchas personalidades. A la par que pasan todos esos años uno envejece, que remedio, eso es lo que tiene que pase el tiempo, y en ese pasar se da cuenta uno de muchas cosas, se ve la vida como un espectador, un testigo de tu propia existencia. Sigue leyendo

Los Reyes del Sendero

Te pasas la vida haciendo cuentas, a golpe de teclado. Tu mirada va saltando del reloj al calendario…..otra vez llegas tarde a la reunión. Cada vez que te mueves del sitio, aparecen nuevos posits pegados al monitor…..se acerca el fin de mes, hay que cerrar, y todo son penalizaciones.
¡¡¡ Apartaos, mi cabeza va a reventar, y pienso salpicar…….!!!
Te sientes ahogado, cada vez que te levantas del sitio notas un “joder, que mareo…”, cada vez que suena tu teléfono sientes un “….y ahora que quiere este? “…..Llevas ya un rato queriendo ir al baño, pero no paran de venir a tu mesa a traerte papeles, y problemas. Sigue leyendo